noticias, proyectos y experiencias TIC

7 may. 2010

¡Qué bueno es el fracaso escolar si nos ayuda a ganar elecciones!

No tenemos un Gobierno brillante, ni mucho menos, pero como pocas veces antes un ministro de Educación ha demostrado voluntad de diálogo y ha hecho renuncias más que considerables para alcanzar un pacto de Estado. Sin embargo, la codicia electoral y la mediocridad política del Partido Popular han dejado el pacto educativo en la estacada, una vez más.

Supongo que lo políticamente correcto sería hacer un artículo neutro de lamentaciones sin citar a nadie, para permitir lecturas parciales o interesadas, pero ya está bien de cortesías con la derecha más lamentable de Europa, la menos democrática, la que traiciona de forma flagrante la lengua castellana que dice defender. No hay mayor traición para un idioma que la manipulación consciente del significado de sus palabras y hay una tradición terrible de perversión lingüística en la derecha española, heredera de quienes dieron en llamarse nacionales, como si los que defendieron la legalidad en su país hubiesen sido extranjeros.

El pacto educativo debería estar por encima de cualquier tendencia política, porque debería suponer un futuro mejor para todos, poca cosa para estos políticos grises de trajes impecables sin factura.

Qué difícil hablar de valores en la escuela, cuando prima el interés electoral, la presencia mediática o el dinero fácil, por público que sea. Todo vale si los sondeos son favorables y que siga el “vuelva usted mañana” y que vengan nuevas leyes con mayor dosis de burocracia, y más retrasos, y más informes “PISA con garbo”, y más hablar de convertir al profesor en autoridad, o de construir nuevas terminologías para referirse a lo mismo, y de las TIC o de las TAC… ¿cuándo las TOC o las TEC o las TUC?

Con una crisis cada vez más seria, en un país que roza los cinco millones de parados en medio de la especulación financiera, los constructores de campos de golf en el desierto, los que aplauden el acoso a un juez independiente, siguen despreciando la Educación.

Nosotros volveremos el lunes a las aulas para dar nuestras clases, porque nuestros alumnos no se merecen esta plaga de políticos interesados y mediocres que aplazan por sistema el futuro de la inmensa mayoría. Tal vez nuestros alumnos aprendan a pensar, y a exigir programas electorales que se cumplan en vez de propaganda ligera, y a votar en conciencia, aunque nosotros, en clase, nos sigamos mordiendo la lengua y, lamentablemente, no hablemos de política.
  

No hay comentarios:





Creative   Commons License


Los contenidos de este blog están bajo una licencia
Creative Commons si no se indica lo contrario.